A menudo pensamos que las setas de cultivan sólo con fines gastronómicos, pero hay un mundo de posibilidades de uso de las setas. Uno de ellos es usar setas para descontaminar aguas sucias.
Muchos micólogos, durante las rutas y excursiones mitológicas nos recomiendan no recolectar hongos cerca de las carreteras. Esto es porque las setas son una esponja. Su micelio de ratifica que recorre gran cantidad de terreno absorbiendo nutrientes y agua. En ese agua van disueltos todos los minerales pesados que liberan los coches. Los hongos tienen la cualidad de trasportarlos por los miles de conductos que constituyen sus hifas y acumulados en el cuerpo fructífero. Este se separará del micelio vegetativo y el hongo volverá a quedar limpio de tóxicos. Si nosotros recolectados ese cuerpo fructífero y nos lo comemos, introducimos en nuestro organismo todos esos metales pesados concentrados.
En la industria pasa lo mismo. Usan el agua para limpiar tóxicos y, muy a menudo terminan en algún riachuelo cercano.
Una forma de «filtrar» ese agua es poniendo una barrera de micelio a modo de filtro biológico en la salida de aguas residuales. Es impresionante los datos de minerales pesados que son capaces de filtrar las setas.
Así que podemos usar setas para descontaminar aguas sucias.
Otro uso que se le ha dado es la descontaminación de las riberas contaminadas con lodos tóxicos de minas que usan el arsénico u otros metales pesados para liberar el cobre o el oro atrapado en las rocas. Se puede usar setas o champiñones que crezcan en la materia orgánica que colocamos en las riberas y, posteriormente, recolectar los cuerpos fructífero e incinerados en plantas adecuadas.

Este es solo un ejemplo de cómo se pueden usar los mecanismos naturales de los hongos para solucionar un problema de nuestra contaminante industria. De esta manera, también se pueden crear empresas que trabajen de forma innovadora contactando con ayuntamientos, diputaciones o empresas privadas ofreciéndoles soluciones para minimizar su impacto en el medio ambiente y ser, por tanto, más verdes.

Hay muchas otros proyectos originales y rentables en el mundo de la micología, un ejemplo es el reciclaje de posos de café para cultivar setas.  Se pueden cultivar muchos hongos y no solo la seta y el champiñón, de ellos hablamos en nuestra guía de cultivo y comercialización.

Más info sobre ideas de negocio innovadoras y como ponerlas en marcha, CONTACTEN con nosotros.

¿TE INTERESA EL CULTIVO DE SETAS?
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN
SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO