CULTIVOS DE SETAS EN CANARIAS

Las islas canarias son el territorio más meridional de Europa. Tienen una población de 2,15 millones de habitantes repartidos entre sus 7 islas. Sin embargo, reciben una media de casi 16 millones de turistas al año. Hay muchos turistas alemanes, británicos, italianos, suecos, etc que tienen una gran cultura y tradición de consumo de hongos.

En este artículo queremos plasmar la situación de los cultivos de setas en Canarias. Es un estudio muy interesante porque los productores canarios se enfrentan a grandes problemas de logística pero tienen una oportunidad de negocio impresionante que algunos saben aprovechar dando soluciones muy ingeniosas que se pueden aplicar a otras regiones.

En Tenerife se concentra el mayor número de productores, todos de pequeño tamaño que suelen abastecer la restauración local. En los centros mayoristas de frutas y verduras protegen mucho a los productores locales y, se puede ver que el precio de venta de setas locales siempre supera al peninsular en al menos un 30%. La mayoría cultiva setas, pero están ya diversificando y comienzan a producir chopo y cardo.

En Gran Canaria hay varios de productores pequeños. Uno cultiva champiñón de forma artesanal y otros setas. Sin embargo, estamos en contacto con varias personas que posiblemente inicien sus proyectos muy pronto.

En Lanzarote hay un señor que lleva cultivando seta en paja desde hace 6 años cerca de la capital. En el centro de la isla también hay una persona de la que tenemos noticias.

Vamos a enumerar las ventajas y desventajas de los cultivos de setas en Canarias:

Ventajas.

El gran número de turistas hacen que la temporada alta sea todo el año. Ellos consumen en restaurantes que tienen ya en la carta numerosas setas y, no tienen mayor cantidad o variedad porque no tienen proveedores locales y deben acudir a conservas o productos traídos por avión.

El clima es maravilloso en la mayoría del territorio. En invierno no suelen tener temperaturas inferiores a los 10 grados centígrados y en verano, apenas se superan los 30 grados de forma puntual. Dependiendo de la zona, la humedad ambiental será mayor o menor, pero esto se corrige en el cultivo con un uso optimizado del riego.

Desventajas.

Hay muchos sustratos que deben proceder de la península como paja o serrín.  Algunos cultivadores ya tienen producción propia de cereal autóctono y ecológico, pero son la minoría.

Los sustratos ya sembrados y/o incubados son muy costosos de transportar por lo que hay varios productores que se han unido para hacer pedidos conjuntos, al menos de micelio y de sustratos estériles.

Muchos cultivadores producen en pellet o sustratos alternativos, logrando costes de producción bajos y precios de venta elevados con muy buen margen de beneficios.

Otros tratan la paja térmicamente con procesos realmente ingeniosos y baratos que son extrapolables a muchas zonas de la península o de Sudamérica que se enfrenta a los mismos problemas de lejanía de las fábricas de sustrato.

En conclusión, las oportunidades se pueden aprovechar por muy altos que sean los inconvenientes y lograr sacar a delante los proyectos de cultivos de setas.

Para más información, CONTACTEN con nosotros.

 

 

¿TE INTERESA EL CULTIVO DE SETAS?
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN
SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO